viernes, 31 de diciembre de 2010

Doce peticiones para otras tantas campanadas que inician el año

Manuel Lozano Garrido escribió en el Semanario 'Signo', el 8 de enero de 1955, "doce recursos de urgencia, los telegramas de otras tantas súplicas para cada una de las doce campanadas que inician el año". Peticiones y deseos, que aún siguen siendo de plena actualidad, y a los que nos sumamos y pedimos en este fin de año.

Estoy ante Ti, Señor, en este instante fugaz, a caballo de dos tiempos. Hace frío y luce ahora un raro crepitar de estrellas. Se diría que todo descansa, pero el silencio de ahora nace de una duermevela electrizante.
¿Ves, Señor? En tus plazas y pueblos se han congregado muchedumbres con las frentes en alto; pero Tú no te hagas ilusiones, porque esos ojos que se desorbitan de ansiedad están hoy polarizados apenas por la estricta circunvalación de un reloj.
Es absurdo, mi Cristo, pero así es. “Entonces –dirás- ¿es que al fin se reúnen para amarse?”. No; en el fondo, esas células que integran lo que se llama la multitud tienen entre sí la repelencia de lo egocéntrico. Para ellos, en la autopista del tiempo corren hoy sólo dos leves saetas la carrera de lo personal. Apenas cuando crucen conjuntamente la cinta de las doce, oirás el estruendo con que cada uno festeja el aparente hallazgo de un seguro de vida.
Para entonces, quiero ofrendarte mi súplica.
He oído ya la puesta en marcha de una sonajería, y el martillo de bronce está en alto para la danza de las horas y el rigodón de la vida. En su honor, barrena ya la noche la pacífica metralla del champán y de lo que pudo ser tu sangre, el vino. Pero antes que, con las burbujas, tolera que te envíe, como doce recursos de urgencia, los telegramas de otras tantas súplicas para cada una de las doce campanadas que inician el año.

jueves, 30 de diciembre de 2010

Beato Lolo, amigo, ruega por nosotros

No tuve la fortuna de conocer a Lolo personalmente. Le publiqué artículos en alguno de los Medios de Comunicación que dirigí; pero me llegaban indirectamente a través de agencias de prensa. Le conocí a través de aquellos escritos y, sobre todo, de sus libros, una vez que a él se le llevó ya el Padre común.
Me afilié, inmediatamente a la Asociación de Amigos de Lolo. Soy, pues, formalmente al menos, amigo de Lolo. A través de la asociación he ido entrando en su mundo, he escrito y hablado sobre él con cierta frecuencia. Me siento amigo de Lolo.
Desde el día en que la Iglesia nos autorizó a invocar su intercesión, proclamándole Beato, añadí a mis oraciones diarias la universal jaculatoria para orar a los beatos y santos, con un añadido personal : Beato Lolo, amigo, ruega por nosotros. Hoy por hoy, y provisionalmente hasta que la Iglesia, si lo considera oportuno, le inscriba en alguno de los tradicionales grupos de santos (mártires, confesores, doctores...), Lolo encabeza para mí el grupo de santos amigos. Y me he preguntado si al Beato Lolo le encajaría esta clasificación.
Si algo me impresionó siempre en Lolo, además de sus dos grandes cualidades --la transformación del dolor en alegría y la continua presencia de Dios--, fue su benévola y amistosa mirada sobre la gente. Sus escritos son un friso de caracteres sobre los que proyecta una mirada de comprensión y de cariño (amistad): el chupatintas, el minero, la maestra de pueblo, el gerente de una empresa, el médico, el que va en el metro o se pone delante de un periódico, el propio periodista... Sobre los defectos y fallos de todos ellos, echa la capa de la comprensión, porque de la corbata o el abrigo para atrás hay sólo una criatura que navega con dificultades.  Y, aún a los que socialmente aparecen como los hombres del alma dura, el  los mira benévolamente por una razón muy superior: también ese hombre a veces cae de rodillas ante Dios, cuando se quita los lápices y la cartera del chaleco, para echar contigo un rato en el que sólo sea un hombre de rodillas, sin matemáticas en las sienes...

sábado, 6 de noviembre de 2010

Crónica de la Misa ‘Dies Natalis’ del Beato Manuel Lozano Garrido

El pasado 3 de noviembre se celebraba en Linares el ‘Dies Natalis’ del Beato Manuel Lozano Garrido. Tras 39 años de su muerte y por primera vez, tras su beatificación 12 de junio, se pudo celebrar a Lolo como Beato.


viernes, 5 de noviembre de 2010

Lolo, historia de un hombre bueno

Días previos al ‘Dies Natalis’ del Beato Manuel Lozano Garrido se celebraba en Linares una jornada destinada a todos los niños de las parroquias de Linares.
El encuentro celebrado en el Colegio de la Presentación de Linares consistía en la representación de la obra de Teatro Lolo, la historia del un hombre bueno por los niños del movimiento ‘Cristo Vive’ de la Parroquia de San Juan Bosco de Jaén. 

“Además de que los niños conozcan la vida de Lolo,  la enseñanza fundamental de la obra de teatro es que todos estamos llamados a ser santos y que para serlo no hace falta hacer nada muy raro. Lo más importante es conocer a Jesús, hacerse su amigo, escucharlo y aceptar su voluntad”, asegura  Mª Carmen Illana, autora de la obra.

La obra de teatro está destinada, fundamentalmente, a los niños de entre 8 y 14 años, para la catequesis de niños de comunión y postcomunión. Y la idea surgió, precisamente, de unas historietas que se iban a representar en esas catequesis. “D. Rafael Higueras me pidió que hiciera una serie de historietas de las cuestiones fundamentales de la vida de Lolo para la catequesis. Yo pensé en un narrador, que podía ser el catequista, y unos papeles muy sencillos que cualquier niño pudiera hacer en la sesión de catequesis. Cuando le entregué el escrito a D. Rafael, él pensó que podíamos representarlo”, explica la autora. 

Dicha representación está teniendo gran aceptación. Los niños de San Juan Bosco ya la han escenificado en varios lugares como el Monasterio de las Carmelitas Descalzas de Jaén o la Parroquia de San Juan Bosco. “Nos la han pedido en otros sitios y no sólo para niños, sino también en residencias de mayores. Nosotros estamos dispuestos a llevarla a donde nos la pidan. En la obra proyectamos la comunidad de Iglesia porque trabajamos en equipo. Todos nos hemos sentido muy beneficiados con esta obra” –añade Mª Carmen-.

jueves, 4 de noviembre de 2010

Homilia del Sr. Obispo de Jaén en el Dies Natalis del Beato Lolo


Ayer, 3 de noviembre de 2010, Dies Natalis del Beato Lolo, se celebró en Linares, Jaén, una misa por el Beato, en la Parroquia de Santa Mª de Linares, presidida por el Sr. Obispo de Jaén. Reproducimos, a continuación la Homilia de D.Ramón del Hoyo López.

Descargar la Homila

miércoles, 3 de noviembre de 2010

3 de Noviembre, por primera vez, se celebra la Memoria del Beato Periodista

 La celebración del “dies natalis” de Manuel Lozano Garrido.
LINARES, martes 2 de noviembre de 2010 (ZENIT.org).-Publicamos el artículo que ha escrito el padre Rafael Higueras, postulador de la causa de canonización del beato Manuel Lozano Garrido, más conocido como "Lolo", de quien se celebrará este 3 de noviembre, por primera ver, la memoria litúrgica.

jueves, 28 de octubre de 2010

Feliz cumpleaños Lolo

Para un cristiano el DIA en que nace a Cristo, es el DIA de su muerte. Este 3 de noviembre del 2010, la Iglesia venera, por primera vez, la memoria de un ser excepcional, nuestro tan querido Lolo.

Su primer cumpleaños oficial en este su año en que ha sido beatificado en su ciudad de Linares. Un año en que sus familiares, amigos y personas que hemos ido conociendo su vida, disfrutaremos de un cumpleaños muy especial.

El cumpleaños de la vida, unas velas sin número indefinido, que arden dentro de todos nosotros tras leer y conocer a Lolo, un DIA que siendo extraordinario, gracias a la sencillez y a su bondad, Lolo lo hace ordinario.

Un DIA que al igual que  otro DIA Cristo se nos manifiesta en las cosas que los hombres despreciamos por no ser grandiosas.

Este DIA en que Dios nos habla alrededor de una mesa camilla y en la cual nos encontramos con el amigo y compañero que todos buscamos en los demás.

Hoy, 3 de noviembre, cumpleaños de Lolo, debemos de reflexionar y pensar en nuestro propio cumpleaños y el itinerario que hemos de seguir.

Este DIA, también los ciegos del alma, verán las estrellas del universo en las cuales se ve a Dios.

Ignacio Segura Madico
Vicepresidente de CECO
www.amigosdelolo.com, 27/10/2010

domingo, 24 de octubre de 2010

Enlazados con Lolo

Os mostramos este listado de páginas Amigas de Lolo. Colaboran en la difusión de la figura del Beato Lolo, incluyendo en sus contenidos secciones sobre Manuel Lozano Garrido, o simplemente uno de los banners que ofrecemos para los que queréis anunciar a Lolo en vuestra web (ver banners).

viernes, 22 de octubre de 2010

El Plan Pastoral diocesano en manos del Beato Manuel Lozano Garrido, Lolo

Este es el título de la Carta hecha pública el pasado 11 de octubre por el Sr. Obispo de Jaén. En ella D. Ramón del Hoyo López anima a hacer 'crecer aún mucho más el apostolado seglar organizado, sobre todo la ACCIÓN CATÓLICA, movimiento de fieles seglares tan recomendado por la Iglesia y que tanto bien ha hecho en miles de seglares'.
Mons. del Hoyo nos recuerda la figura del Beato Lolo cuya fiesta se celebrará por primera vez el próximo 3 de noviembre en todas las Parroquias de la diócesis y especialmente en la Iglesia de Santa María de Linares donde D. Ramón presidirá "una Misa solemne junto a sus reliquias, poniendo en sus manos el Plan diocesano de pastoral para el presente curso, rogando su intercesión por su Iglesia particular de Jaén, y, de forma especial, por el apostolado de los seglares".
Para concluir el Sr. Obispo nos recuerda que, con motivo de la JMJ 2011, "la juventud es la porción del laicado preferida en este curso. Por los jóvenes rezaremos todos...".

Descargar Carta Pastoral

martes, 5 de octubre de 2010

Perfil del Comunicador Católico

¿Cual es el perfil del comunicador católico, su rol y funciones en el mundo de la prensa y la comunicación?, esta es la pregunta planteada y abierta a la reflexión en el congreso de prensa internacional que durante estos días se realiza en la Santa Sede con una amplia participación de periodistas de 85 países incluido Bolivia con cuatro delegados de La Paz, Cochabamba y Santa Cruz.
Durante una entrevista a miembros de prensa el presidente del Consejo Pontificio para las Comunicaciones Sociales, Mons. Claudio Maria Celli comentó que un periodista católico es 'un hombre o mujer interiormente ricos, abierto a los problemas de los hombres, un corazón abierto e iluminado por Cristo donde cada uno sabe jugar su papel aceptando su rol pero en la búsqueda de un testimonio muy hondo'.
Recordando al periodista católico español 'Lolo' beatificado hace poco en España Mons. Celli dijo que a semejanza de 'Lolo'que consagró su trabajo periodístico a Dios, el periodista católica debe ser un hombre y mujer sensible atento a los problemas del mundo de hoy y que sabe jugarse la vida dando testimonio de lo que cree el mismo y anunciarlo a los demás. La prensa católica no es prensa proselitista, es prensa que sabe dialogar con el mundo de hoy.
www. iglesiaviva.net,

jueves, 30 de septiembre de 2010

Dies Natalis de Lolo

El próximo 3 de Noviembre, con gran gozo, celebraremos el 'Dies Natalis' de Lolo. O lo que es lo mismo, celebraremos el día de su nacimiento para el Cielo.
Por primera vez, tras haber sido beatificado Manuel Lozano Garrido el pasado 12 de junio, podremos celebrar a Lolo como Beato en su dies natalis.
En este día tan especial para la Iglesia universal y para los Amigos de Lolo, celebraremos una Eucaristía en Linares, presidida por el Sr. Obispo de Jaén, D. Ramón del Hoyo López.
"Dies Natalis de Lolo"

3 de Noviembre de 2010
a las 8 de la tarde 
en la parroquia Sta. María de Linares (Jaén)

Eucaristía presidida por el Sr. Obispo de Jaén

Aviso:
Iremos actualizando esta noticia con más detalles y concreciones de este gran día de Celebración, "Dies Natalis de Lolo".
Rafael Higueras Álamo,

miércoles, 15 de septiembre de 2010

Joven, esta es tu hora

Joven: esta es tu hora.
Te lo digo yo que tengo en ti puesta mi esperanza.
Joven, esta es la coyuntura,
para que el navío de tu alma
ponga proa por las singladuras
que son rutas de heroicas hazañas.

Joven
: entra en tu corazón y extiende las velas,
que te aguardan tierras por conquistar
y hay un espacio vacío que espera tu nombre.

Joven
: tu fe, el rápido golpeteo de tu vida de gracia
se tensa como nervio de ballesta de arquero,
para saltar hasta la diana de un corazón que no sabe de Cristo.
Los bancos vacíos de la capilla
aguardan, quietos,
el peso fuerte de tus rodillas.
Hazle a Cristo la señal
para que vierta sobre la noche del que no cree
la torrentera bravía de tu gracia.

Joven
: la fe que conseguiste sin esfuerzo,
es ruta sangrienta
para millones de almas que viven sedientas sin saberlo;
sentadas en el umbral con sombras de muerte.
No ignores más el tesoro de tu fe
y lánzate a rescatar
al gimiente entre harapos,
predestinado para ser tu hermano en el hogar inmortal
de los cielos.
Joven: esta es tu hora. Esta es tu coyuntura,
de capitanes esforzados y valientes.
Te lo digo yo, que tengo, en ti puesta mi esperanza.
www.amigosdelolo.com,

martes, 24 de agosto de 2010

Carta de Lolo a sus hermanos


Una joya de ternura y cariño. Carta del Beato Manuel Lozano Garrido escrita a sus hermanos, cuando estaba en el servicio militar en Madrid (1942)
... No pasa un minuto que no esté pensando en mis queridísimos hermanos a los que quiero ya con locura. Quisiera yo que vierais las veces que miro al día vuestros retratos, los voy a gastar de tanto tocarlos.

Lo que debéis de hacer es no comprarme los pantalones y esperar a que Pepe los mande, así os ahorráis de ese gasto.

Cuando os acabe de escribir lo voy a hacer al gordísimo de Pepe, quisiera yo, que en vez de ser yo el que se fuera cerca de vosotros lo fuera nuestro Pepillo porque yo puedo pasar un poco más separado de vosotros, pero él, es mucho el tiempo que se fue y muchas también las ganas que tiene de veros.
Ayer me escribió un primo de X… que lo ha reclamado éste, le han aprobado en los exámenes (de policía) y dice que seguramente le destinarán a Linares, Jaén, Baza o Almería; figurarse qué bien, si yo tuviese la suerte de que me llamasen a exámenes y aprobase, ya estáis viendo el destino que me esperaba.

No hago nada más que pensar en mis hermanos y cada día estoy más contento porque estoy viendo que me quieren con locura, como yo a ellos.

¿Recibió Lucí mi carta? Contestadme en unión de Antonio Luis. Al chico un estirón de orejas de los que le daba Expecta, que dé un aullido que le oiga yo.

Ayer os escribí dos tarjetas y hoy esta carta, no quiero que pase un solo día sin poneros aunque sean unas cuantas letras. Yo sé que lo mismo hacéis vosotros. Un abrazo de vuestro hermano que os quiere con locura.
Lolo.
webmaster, 22/08/2010

lunes, 9 de agosto de 2010

Cumpleaños

9 de Agosto de 1920, nacimiento de Lolo.
Se cumplen 90 años del nacimiento del Beato Manuel Lozano Garrido.

5 de Septiembre.
Fue Bautizado Lolo.
En la parroquia Santa María de Linares (Jaén, España).


Aconsejamos la visita para venerar los restos del Beato Lolo
en la parroquia de Santa María de Linares (Tlf. 953691759)


viernes, 6 de agosto de 2010

Un periodista a los Altares


Vivió nuestro héroe cincuenta y un años en la franja central del siglo XX (1920-1971), quinto de siete hermanos, en una familia acomodada, unida y creyente.

No están hoy muy de moda, que digamos, los viejos valores del idealismo, el heroísmo, el sacrificio por las grandes causas y menos aún, el fracaso y la muerte con la frente en alto. Invito, no obstante, a quienes quieran acompañarme, a conocer de cerca la fascinante figura de Manuel Lozano Garrido, Lolo por mas señas, quien va a ser beatificado este sábado por el Cardenal Amato, Delegado pontificio, en Linares, su pueblo natal. Lo haré de la mano amiga de sus acreditados biógrafos, Andrés Molina Prieto y Juan Rubio Fernández, sin pagarles derechos de autor.

Acudo al Evangelio para dividir la historia de Lolo, como la de Jesús, en Vida oculta y Vida pública. La oculta abarcará su infancia, adolescencia y primera juventud, mientras que, paradójicamente, en la pública -la mitad de sus días- vivirá enclaustrado entre cuatro paredes, de la cama al carrito, con billete de vuelta. Digo paradójicamente porque en esas condiciones desplegaría Lolo su intensa producción literaria, con nueve libros, unos quinientos artículos y cartas muy numerosas, de alguna de las cuales fui destinatario. Vivió nuestro héroe cincuenta y un años en la franja central del siglo XX (1920-1971), quinto de siete hermanos, en una familia acomodada, unida y creyente. Cursó Primaria con los Padres escolapios y recibió una educación esmerada, entre los ejemplos de casa y las enseñanzas del colegio. Se le recordaría siempre como un chico dócil, alegre, avispado y creativo, con atisbos de líder. Tal era el rostro feliz de la familia; pero con el reverso triste de cuatro muertes muy cercanas.

Durante sus estudios de bachillerato en el Instituto público de Linares, en los primeros años 30, viviendo aún su abuelo y su madre, Lolo se abrió a una cordial relación de amistad con sus compañeros y profesores. De él recuerda su amigo de infancia, Juan Sánchez Caballero, que «era fuerte, ancho y poco pensador, hasta que le llegó la enfermedad... Un estudiante, normal, aficionado a la lectura, que seguía con interés los programas de radio y en el fútbol era el mejor extremo izquierdo de su clase».

Vivió durante esos años Lozano Garrido una experiencia interior, tan alegre como profunda, por su entrada en el grupo juvenil de la Acción Católica, fundado allí por un cura insigne, don Emilio Bellón. Este y otros encontraron en aquel muchacho un campo bien abonado, su buen natural, educación esmerada, fibra religiosa y grandeza de alma; candidato ideal para el seguimiento de Cristo y la llamada a la santidad. Los y las jóvenes de la Acción Católica española vivían por entonces su momento cenital, paralelo, ¡quien lo dijera!, a la Segunda Republica y a su visceral obsesión contra la Iglesia. Todos vibraban con la hermosa estrofa de su himno: «Llevar almas de joven a Cristo, inyectar en los pechos la fe, ser apóstol o mártir acaso, mis banderas me enseñan a ser.»
  A sus 16 años estalla la Guerra Civil y, desde julio del 36 a febrero del 38, Lolo permanece con cuatro hermanos en su casa familiar -zona republicana-, adonde acuden secretamente sus amigos a llorar y rezar por los fusilados y a recibir la Eucaristía, que Lolo llevara después a los enfermos de fuera. De enero a abril del 38 es apresado con los mayores y permanecerá en la cárcel ese trimestre, de apoyo y alegría a los reclusos, que no lo olvidarían nunca. Cumple 18 años y es destinado al frente de Motril en la Alpujarra granadina. Duras carencias de los soldados, buen compañerismo, rezo y oración silenciosa en aquellas gélidas serranías; y destino final en el Servicio de Transmisiones, en una cueva húmeda, donde sintió los primeros dolores de rodilla, presagio de tantos sufrimientos.

Fin de la guerra, vuelta a Linares, dispersión de los hermanos, termina el bachillerato; y, ante todo, asume con energía la renovación del Centro de Acción Católica. Publica en 1940 su primer artículo en la revista Cruzada y empieza a sentir el gusanillo de escribir. En enero de 1942, de nuevo a la mili, ahora en un Cuartel de Intendencia de Madrid, donde enseguida se dan la mano la milicia y la enfermedad. El cuerpo se agarrota y los dolores arrecian. Trasladado al hospital de Carabanchel, consuela a los enfermos más graves que el. Mientras, sus seis meses de exploración y tratamientos- tropiezan con los dolores rebeldes; hasta que el 20 de mayo de 1943 es declarado oficialmente inútil. Final de la vida oculta. Regresa paralítico a Linares y ocupa una habitación del tercero en su casa familiar, desde la que contempla el cielo azul y la noche estrellada, a mas de seguir, como Bécquer, el vuelo fugaz de las golondrinas; y, a corta distancia, por un ventanal de la cercana Iglesia parroquial divisaba al fondo el Sagrario, y adoraba, con el alma arrodillada, el Misterio eucarístico. Era esa la veta mística de donde manaba su alegría de vivir. Mas su secreto era otro. Oigámosle: «Desde los 22 años he tenido el dolor sobre la carne, minuto a minuto. De noche incluso seguían unas terribles pesadillas, en las que el punto de partida era siempre algún dolor del organismo». Y aclara en otra parte su pensamiento: «Todos somos enfermos, con nuestras obras de almendro en flor o momentos de caída de las hojas; pero también un Dios rutilante brilla siempre al fondo de todos los sucesos. Sobre un sillón de ruedas, con medicinas o en silencio, yo también siento su actividad vivificante. Es lo que importa». ¿Cómo no evocar aquí lo de Varan de dolores, de Isaías sobre Cristo, y la Llama de amor viva, de San Juan de la Cruz, su vecino de Baeza?

Volvamos al sillón de ruedas, que da título a su primer libro, para decir que el sillón era una Cátedra desde la que Lozano Garrido impartió altas lecciones de sabiduría de la Cruz. El mismo manifestó ese propósito en su libro Reportajes desde la cumbre, transido de profunda espiritualidad: «Lo que busco es dar acceso al hombre de hoy de la vitalidad, frescura y atracci6n del Sermón de la Montana, valiéndome de ese cuarto poder que es la noticia». La noticia. Lolo era de los que creían que si San Pablo volviera al mundo sería hoy, sin duda, periodista. El lo fue, a la vez, frustrado y galardonado porque, sin titulación profesional ni en plantilla de ninguna redacción, actuó siempre como periodista, de la cabeza a los pies. No tanto por sus artículos de años en las revistas locales, Cruzada y Cruz de guía, y en el Diario de Jaén, mas sus colaboraciones en el semanario Vida Nueva y otras revistas nacionales, cuanto por sus Diarios Íntimos, que recogían los latidos de la sociedad y de la Iglesia y que dieron cuerpo después a los nueve libros que no puedo reseñar aquí. Prologados por firmas de renombre, reeditados muchos de ellos, con eco en la prensa nacional, incluido ABC, obtuvo premios importantes, o fue finalista en doce concursos periodísticos. Si se exprimieran sus libros como un limón, brotaría de todos ellos un chorro de esperanza.

Posdata: si yo fuera Papa -no hay peligro-, canonizaría también a dos personas vivas todavía: a su hermana Lucía, que le dio su vida entera, y al sacerdote don Rafael Higueras, que le acompañó en vida y ha dedicado la suya a su Causa de Beatificación.
Antonio Montero Moreno,
Arzobispo emérito de Mérida-Badajoz
Antonio Montero Moreno, 06/08/2010

miércoles, 4 de agosto de 2010

Encrucijada para la sed y el hambre

Tiene Cockempot un título - Salmos de la sed - que es de por sí toda una recesión biográfica de un estado anímico. Y en Montherlan hay un aullido: “¡No hay más que una preparación para la muerte, y es la de estar ahítos! De alma, de corazón, de espíritu ¡Y de carne!”, que, aunque brutal y abyecto, es también una manera espontánea de manifestar las vivencias íntimas del ser.

Entre el uno y el otro, toda una gama multifacética colorea las diversas actitudes del hombre frente a la clara e inconclusa verdad de su existencia. Y todas ellas, pese a la antipática disparidad de sus secuencias, se podrían conjugar en la determinante de estas dos palabras: sed y hambre. Porque, como un trasunto de lo fisiológico a lo espiritual, el empuje ardoroso de estas dos palabras - sed y hambre – viene jalonando el largo camino de la humanidad desde la aventura del Paraíso hasta el babélico conglomerado actual del mundo. Eterna sed y eterna hambre constitutivas esencias del hombre impuestas por Dios y tan necesarias que Él mismo no dudó padecer en su sublime tránsito redentor.

No son, de por sí, sed y hambre metas indeclinables de un destino. Ni está la vida en sortear su choque y su posesión. Pero sí, destino y vida verdaderos llegan inexorablemente cuando, pisando recio sobre un camino luminoso, se anhelan fuentes cristalinas y en el corazón hambrea la vitalidad de un convite perdurable.

En su raíz es idéntico el punto de partida de todas las almas, pero en su desarrollo, es la voluntad soberana la que, dueña de estas esencias naturales, marca el ritmo que bifurca los distintos caminos. A veces lo hace atraído por el señuelo de una fuerza alucinante; a veces también, esta fuerza es capaz de iniciar el comienzo de una nueva edad; para el bien por la humildad y el amor, o para el diablo por la soberbia y el odio.

Pero siempre, la felicidad estará solamente en aclarar, al primer golpe de vista, donde está la Luz meridiana y saber emparejarse bajo su bandera.

Saber elegir, o rectificar, cuando la elección fue falsa, es estar en camino de salvación.
Porque hemos recostado a la voluntad en un festín de pecados capitales, está la paz inaprensible y lejana.

La paz es hoy el tizón de un deseo que requema las entrañas de la Humanidad; pero un tizón que opera insensible porque la voluntad hace tiempo que eligió y hoy sestea en la molicie de un fuego de codicia, de lujuria o de soberbia.

Ahora, precisamente cuando la Luz ha llegado a hacerse meridianamente cegadora, el hombre ha levantado el valladar de su soberbia para dormitar en una cantinela de ¡paz, paz, paz! Infecunda porque le falta la decisión íntima precisa para alcanzarla.

El camino de la paz y su sentido es una verdad que, a fuerza de autenticidad, es deliciosa y tremendamente sencilla; la única, auténtica y perdurable paz, está en la efusión entrañable con Cristo, porque a lo que a la fuerza mínima del hombre es inabarcable, lo allana la omnipotencia taumatúrgica de un Dios que se hizo carne para hacernos asequible por la vía del amor el camino del Cielo.

Los males del siglo radican esencialmente en un egoísmo concentrado y en el tremebundo distanciamiento de la Eucaristía. Para salvarse es preciso que la humanidad dé marcha atrás en su elección de un camino ficticio. Hay que aclarar los ojos, vidriados por la soberbia, para fijarlos en ese rincón tan cercano - ¡y tan lejos, Dios mío! - donde campea la Espiga Eterna de la Paz, Cristo Hostia, única meta capaz de saciar por toda una eternidad la sed y el hambre del mundo. Lo dijo Él con su verbo "Yo soy el pan de la vida; y quien viene a mí no sentirá hambre y quien cree en mí no sentirá sed jamás". Hay, pues, que rendir los corazones con la actitud y la súplica del poeta: "Como ciervos sedientos que van hacia la fuente, vamos hacia tu encuentro sabiendo que vendrás".

Porque Cristo, y con Él la Paz, vendrá y se nos dará ineludiblemente. Está ya ahí a solo un paso de la declinación humilde de nuestro egoísmo, en la encrucijada de nuestra sed y nuestra hambre, salvando la infinita distancia de un Dios majestuoso y justiciero bajo los humildes ropajes de un Dios escondido.

Sí; estás ya ahí, Señor, con la paz inédita, el gozo latente, la felicidad a punto, eternizando en la Eucaristía ese tu gesto secular de amor crucificado para que por tu "Tomad y comed...; Tomad y bebed" sea posible la purificación y divinización de nuestra pobre existencia angustiada.

¿Para cuando, Jesús nuestro, para cuando esa gotita ínfima - primicias del gran retorno – de nuestro yo en el piélago sin límites de tu poderío?
Beato Manuel Lozano Garrido,

domingo, 1 de agosto de 2010

Oración ante una mano agujereada

Sobre la cabecera de mi cama hay un crucifijo muy grande. Desde hace unos días vengo notando que tiene flojo uno de los clavos y al fin me he dicho "de hoy no pasa". En efecto, ahora le tengo ya sobre la mesa camilla y, uno a uno, he ido desprendiendo los tres, y ya los guardo dentro de la mano.


La verdad es que nunca, Jesús, me he visto tan cerca de tu figura. Tan juntos estamos que se me ha ocurrido que el ventanal de tus manos son unas buenas lentes, las mejores, para ver y certificar la verdad del mundo.

Uno va a las esculturas que dejaron alguna huella en la sensibilidad del mundo y se queda con cierta gracia que se desconcha por la fuerza de tu testimonio. "El Pensador" de Rodín es un hombre "recipiente" que, incluso, ha de apuntalar con la mano en la barbilla su debilidad de criatura cerrada; "El Discóbolo" de Mirón está quieto en un puro narcisismo de los músculos; "El Moisés" de Miguel Ángel sí es ya un personaje que "se sale", pero lo que se derrama es un duro centellear de Júpiter que truena.

Lo tuyo es otra cosa, aparte de que no eres una estatua, sino algo muy profundo, prolongado y hasta eternamente vivo. Alientas tan dado, tan hacia fuera, que te manifestaste desnudo, para no quedarte siquiera con una hilacha. Tus costillas están al viento; es más, tu pecho tiene un boquete de aire para dar salida al corazón y no se amortigüe la ternura cuando una cabeza busque apoyo.

Puestos a elegir…, a ver si hay una postura de amor más sincera que la de los brazos abiertos. Así, los dos en línea recta y con las palmas hacia delante se está en las estaciones de ferrocarril, cuando el hijo llega de la mili o cuando esperamos a la mujer que viene de operarse, y en el quicio de la puerta, al amanecer, adivinando el punto lejano que se acerca por el camino y adelantándole la prodigalidad de un padre. Tú, más Padre que ninguno, así por siempre y, para que no se cansen y pongan dudas los siglos, atornillado por los clavos para marcar bien las perpendiculares. Miserable de mí que me apego a un mechero de butano, al lapicero de cuatro colores y a los dos azucarillos del café, cuando Tú, de haber fumado, no hubieras podido disponer ni del cigarrillo de los condenados. Dime: ¿Dónde tienes los bolsillos? ¿Con qué te abrigas si hace frío? ¿No te va a dar fiebre si hasta has despilfarrado toda la sangre?

Tu palma agujereada un símbolo
Todo lo que pienso y eres viene a resumirse en tu mano. Tu palma agujereada viene a ser algo así como la insignia del Madrid o el Barça que el hincha lleva en la solapa, salvo que esto es, en el terreno sobrenatural, un símbolo. Yo, ahora, te cojo con mucho mimo por la muñeca y ya no veo sino el tremendo hoyo que te han hecho. Es como una alcancía al revés, donde las monedas salen y andan fuera como Juan por su casa. Lo que quiere decir que el que se asome a tus heridas ha de contar ya con que eres un hombre sin "blanca".

Como toda la riqueza se ha escanciado por ahí, tu llaga tiene un aire dulce y rumoroso de caño de fuente en el bosque, y es perfectamente redonda, como una hostia, como una ofrenda, como la sublime inmolación que realmente es, y tiene los bordes encendidamente rojos, como un signo triunfal, como la esperanza que late en el más bello amanecer.

Bueno, y ya puesto a mirar el mundo ¿Cómo he de decir que lo veo? Puede que sea lo de siempre, los mismos hombres y los mismos paisajes, pero en bonito, como cribado por una guía turística. Con todo, eso es lo de menos; lo importante es la varita mágica que ha transverberado el giro de las ideas y las relaciones de las criaturas. Se toma un hombre cualquiera, un harapiento, por ejemplo, y hasta en su ropa gastada hay un no se qué de piedra filosofal, de filón de oro. Todos, todos, hasta los que piden limosna, son ricos, inmensamente millonarios. Además, aunque haga frío o calor, por dentro viven en primavera, como unos árboles repletos de frutos que ya pintan. Ni que decir tiene que es Tu cosecha, esa siembra de Ti mismo que hiciste una tarde desde un repecho de Judea.

Luego viene ese otro clima de domingo y de misa. Lo que se ve es un mundo como en vilo y, como lo estamos viendo desde una ventana redonda, se nota enseguida la verdad del ofertorio tuyo con los hombres, esa sensación de un cielo con peldaños por el que suben todos dándole el brazo a un hermano mayor. Señor, yo he visto en mi pueblo cuando arrancan los tocones de los olivos. Tiran con furia, sin andarse con chiquitas, y diría que también he escuchado a la vez el gemido alucinante del suelo que se desgarra. Ser generosos cuesta, duele y hasta deja un vacío; pero ese dolor es el martirio santo de todas las redenciones y ese hueco es la venturosa nostalgia y la succión que da cuenta de la inminencia de tu llegada.

Manirroto mío, loquito despilfarrador, yo quiero vivir también tu alergia a los bancos; ser lo mismo de dilapidador del corazón que Tú; parecido a esa criatura que se arranca las ilusiones y los deseos, los sube hasta lo alto para que el Padre los acepte sonriendo y luego deja que se derramen por las palmas para que se siembren y germinen bajo los pies de los hombres.
Beato Manuel Lozano Garrido, 01/08/2010

miércoles, 21 de julio de 2010

Misa de Acción de Gracias


El pasado sábado, 19 de junio, tuvo lugar, en la S.I. Catedral de Jaén, la Misa de Acción de Gracias por la Beatificación de Manuel Lozano Garrido. A las ocho de la tarde daba comienzo con la procesión de entrada la primera Eucaristía con el formulario litúrgico en honor del Beato Manuel Lozano Garrido.

martes, 6 de julio de 2010

Beatificacion de "Lolo" 12-06-2010

Compartimos con vosotros nuevas imágenes de la Beatificación

viernes, 2 de julio de 2010

Lolo por los tejados

Poema escrito para Lolo por Rafael Santos, de Obras Misionales Pontificias.
Según Lucy, la hermana de Manuel Lozano Garrido que le cuidó los veintiocho años que estuvo inmovilizado por la enfermedad, Lolo, de pequeño, “se subía por los tejados para ir a la Acción Católica, porque le venía así más cerca y no quería dar la vuelta”.

Sabiendo el Señor los casi treinta años que ibas a pasar en silla de ruedas
—y lo sabía porque Él mismo los iba a pasar allí contigo—,
te concedió que pudieras cruzar de tejado en tejado
para ir a la Acción Católica, donde tú y tus amigos os reuníais con Él.
Es un extraño privilegio nunca otorgado antes
a santo, beato o venerable alguno.
Nacido para saltar de alegría,
te dedicaste entonces a la afición –firmemente desaconsejada por las madres–
de buscar a Dios por los terrados del pueblo,
así como a la tarea –que las golondrinas recomiendan vivamente–
de encontrarle mientras se ve atardecer entre las chimeneas.
Funámbulo de Cristo por las terrazas,
con tus dolores aún bien doblados y guardados en un bolsillo,
tal vez soñaste hablar de la Eucaristía y de la Virgen
en esos raros lugares nunca hollados antes
por misionero, evangelizador o catequista alguno.
Tu coartada, es verdad, era ingeniosa:
“Lo que escuchasteis al oído, pregonadlo desde las azoteas”.
Y como San Francisco predicó a los pájaros y San Antonio a los peces,
quién sabe si no predicaste tú a los gatos,
de tejado en tejado, por Linares.
Rafael Santos Barba, 02/07/2010

jueves, 1 de julio de 2010

OMPress: Nueva sección sobre la dimensión misionera de Manuel Lozano Garrido, Lolo

Con el título “Lolo, beato y enfermo misionero”, Obras Misionales Pontificias dedica una nueva sección en su web para presentar el perfil misionero de Manuel Lozano Garrido, “Lolo” (1920-1971), beatificado el pasado 12 de junio en Linares.
El nuevo beato —que pasó veintiocho años en silla de ruedas y los nueve últimos, además, ciego— estuvo muy vinculado a la Unión de Enfermos Misioneros y además, como escritor y periodista, fue colaborador habitual en revistas de OMP. Por ello, la nueva página ofrece materiales que ayudan a descubrir el profundo espíritu misionero que animaba su vida y sus escritos.

Esta nueva sección de la web (encuadrada en el apartado dedicado a Enfermos Misioneros) se abre con un artículo de presentación sobre la vertiente misionera de Lolo.

Desde allí se puede acceder a la semblanza de Lolo ofrecida por el obispo de Jaén y presidente de la Comisión Episcopal de Misiones de la CEE, mons. Ramón del Hoyo, en la ceremonia de la beatificación; a una bibliografía con la relación de artículos publicados por Manuel Lozano Garrido entre 1959 y 1971 en las revistas Enfermos Misioneros Orate, Catolicismo y Pueblos del Tercer Mundo, todas ellas de OMP; a diversas oraciones y escritos de Lolo relacionados con su vivencia como enfermo misionero; y, por último, a un poema a él dedicado.

La beatificación en Linares (Jaén) de Manuel Lozano Garrido, “Lolo” (1920-1971), nos pone delante de una figura llena de paradojas: una persona inmovilizada que ejerce el apostolado con entusiasmo; alguien aquejado de una dura y prolongada enfermedad, que transmite una profunda alegría; un periodista cuyas manos no responden y que publica cientos de artículos y varios libros; un ciego que encuentra en cada día “una respuesta de luz”... Pero, entre todas las sorpresas que nos depara Lolo, hay una que, especialmente, nos toca muy de cerca.
     Descargar el tríptico

Enlace al Perfil Misionero de Lolo: Visitar
Obras Misionales Pontificias, 30/06/2010

domingo, 27 de junio de 2010

Intervención de V. Luis Agudo en el Homenaje a periodistas y peregrinos.

Intervención de Venancio Luis Agudo, periodista, el pasado 11 de junio, en el acto de homenaje a los periodistas y peregrinos que dieron cita en Linares con motivo de la Beatificación de Manuel Lozano Garrido, Lolo. El acto tuvo lugar en el Teatro Cervantes de Linares (Jaén).
Aunque publiqué en LA VERDAD, de Murcia artículos de Lolo, yo no llegué a conocerle, pues los artículos llegaban a través de la agencia Logos o Prensa Asociada, que eran quienes estaban en contacto con sus autores. Cuando ya dirigí Logos, él ya había muerto.

Leer más..

sábado, 26 de junio de 2010

'Os regalo un seguro de ternura' (Crónica de la Beatificación)

No. No fue milagro, pero...
El cielo amaneció amenazante. El pronóstico era de lluvias-lluvias.
Y la mañana las trajo, inicialmente, suaves. Por algunas esquinas de Linares, los ciegos anunciaban el cupón: “Hoy, el Lolo”. Y en la enorme explanada del recinto ferial, trabajaban en los últimos preparativos para el gran momento soñado desde hace 14 años: a las 7,30 de la tarde un representante del Papa iba a proceder solemnemente a la proclamación de Beato de un linarense triturado por el dolor y por las circunstancias adversas, pero rebosante de alegría, de optimismo, de trabajo para los demás: Manuel Lozano Garrido, “Lolo”.

 Leer más

jueves, 24 de junio de 2010

Lolo, un periodista en los Altares


El pasado 12 de junio se celebró en Linares (Jaén) la ceremonia de beatificación de Manuel Lozano Garrido, más conocido por su apodo, Lolo. Se trata del primer periodista seglar elevado a los altares. En Manuel Lozano se conjugan varias circunstancias que hacen de su vida un ejemplo de santidad en nuestros días, ya que falleció en 1971. Testigos Hoy estuvo allí. 

(Fuente: Testigos Hoy).

El agua de Lolo

El día 12 de junio de 2010, concluye una cadena de hermosos y providenciales acontecimientos en mi vida insertados en la figura de Manuel Lozano Garrido: nuestro entrañable, querido y admirado Lolo.
Cristo mío… ¿Cómo agradecerte la dicha de haberme puesto en medio del proceso de su beatificación para poder beber de la fuente de su inagotable derroche de amor hacia Ti?
¿Cómo ser capaz de digerir tanta Cristología encarnada en un desecho de huesos retorcidos y ciegos, encadenados a las ruedas de un sillón?

Y… sin embargo, tan misionero, tan cercano, tan atrayente.

Este Lolo, traspasado por la lanza, como  Tú, fue tan Cristo, mi Señor, fue tan igual su pasión a la Tuya, que hasta la tierra tembló y el cielo se derramó al concluir la ceremonia de su beatificación, como si de un Gólgota se tratara.

A Lolo le gustaba el agua. Le calmaba los picores de su tabernáculo maltrecho.

Pero el agua, para Lolo, también era Tu presencia, mi Señor, porque calmabas su sed. Porque, en regando su alma, él crecía en talento, en paz y esperanza.

Agua que recorría cada rincón de sus sueños y hacía brotar los más nobles pensamientos.
Esa agua salpicaba a todos los que llamaban a su puerta, siempre entreabierta, lista para empujarla y entrar.

Agua que, lavando sus caídas, descubría su humildad.

Lolo rechazó siempre el boato y las grandezas.

Y por eso, en ese sábado bendecido, el agua fue la encargada de arrasar ostentaciones y presentar ante Dios su santidad limpia, pura, sin más galardón que un tímido rayo de sol que, entre nubes, asomaba en el momento esperado de subida a los altares.

Agua que también puso a prueba la fidelidad de un pueblo que, lleno de ardiente emoción, se abrió en un mar de colores, permaneciendo empapados de profunda y serena oración.

Agua que, esparciéndose, corría por todos los secretos de su tierra, tan querida, como si quisiera limpiar todo aquello que la inquietara.

¡Bendita lluvia rezada!

¡Bendito mojarse el día!

Beato Manuel Lozano Garrido, Lolo, bendito por siempre seas, testigo y santo de la alegría.
Testimonio, 24/06/2010

Homilía en la Misa de Acción de Gracias por el Beato Manuel Lozano

Homilía del Sr. Obispo de Jaén, D. Ramón del Hoyo López, en la Misa de Acción de Gracias por el Beato Manuel Lozano Garrido. Celebrada en la S.I.Catedral de Jaén, el pasado sábado, 19 de junio de 2010.

Para leer la Homilía entra en este enlace

Acción de Gracias por la Beatificación de Manuel Lozano Garrido

El pasado sábado, 19 de junio, tuvo lugar, en la S.I. Catedral de Jaén, la Misa de Acción de Gracias por la Beatificación de Manuel Lozano Garrido. A las ocho de la tarde daba comienzo con la procesión de entrada la primera Eucaristía con el formulario litúrgico en honor del Beato Manuel Lozano Garrido...

La mañana del día grande. Un paseo del alma por Linares.

Crónica de la mañana del día 12 de junio de 2010, día de la Beatificación de Manuel Lozano Garrido. Escrita por D. Venancio Luis Agudo, periodista y amigo de Lolo...

miércoles, 23 de junio de 2010

Intervención de Txomin Pérez en el Homenaje a periodistas y peregrinos

Intervención de Txomin Pérez, redactor jefe de la revista Signo, de Acción Católica General, el pasado 11 de junio, en el acto de homenaje a los periodistas y peregrinos que dieron cita en Linares con motivo de la Beatificación de Manuel Lozano Garrido, Lolo. El acto tuvo lugar en el Teatro Cervantes de Linares (Jaén).

Un comedor en Cuba con el nombre de Beato Manuel Lozano Garrido

La Fundación 'Acción Católica, escuela de santidad' fue creada en el Estado Vaticano, como fundación civil del propio Estado Vaticano. A ella pueden pertenecer como miembros personas físicas o asociaciones. Entre sus fines está el de impulsar las causas de Canonización de tantos y tantos miembros de la A.C. de todo el mundo que, con su vida y desde el espíritu y la mística de la A.C., han sido luz y ejemplo para todos.

Desde la creación de esta fundación, la Asociación de amigos de Manuel Lozano Garrido, nuestro nuevo BEATO, pertenece a sus miembros, como tantas otras diócesis o instituciones que promueven los respectivos procesos de canonización de miembros de la A.C. Realmente impresiona ver las listas de todos estos procesos de santidad de militantes de la A.C. del mundo entero. Con razón se llama esta institución. “Acción Católica, escuela de santidad”. Al canonizar o beatificar a cada uno de estos Siervos de Dios, puede decirse con toda verdad: “¡Santa Acción Católica!”.

Pues bien; ahora esta fundación toma sus hombros otra tarea, unida a la anterior.

Cada uno de los procesos (o sea, cada Santo ya canonizado, cada uno de los Beatos ya beatificados, o cada Siervo de Dios con el proceso abierto para su canonización o beatificación) toma sobre sí el patrocinio de un comedor de ancianos en Cuba. Cada comedor será financiado con 700 € al año. Y cada comedor lo forman entre 12  y 16 ancianos. ¡Realmente eso parece el milagro de los panes y los peces!: 700 € al año, entre 12 meses y 12 ancianos sale a unos pocos céntimos cada comida de cada anciano.

La coordinación de estas ayudas de todos estos comedores en Cuba será llevada por la Fundación “Acción Católica, escuela de santidad”, con intervención lógicamente de la Santa Sede en cuanto es una Fundación del Estado Vaticano.

En la reunión de la Junta Directiva de amigos de Lolo del 17 de junio (a los cinco días de la Beatificación de LOLO), se acordó tomar desde la Asociación de amigos de Manuel Lozano uno de estos comedores. ¿Qué “pensará” Lolo de las horas de la fiesta de celebración, con una buena lluvia torrencial incluida? Desde luego que estará contento. Su figura se ha hecho gigante y su luz se ha derramado a raudales por el mundo entero. ¡No es poco beneficio si de ahí se sigue un conocimiento mundial de su mensaje evangélico!

Pero seguro, seguro que lo que él bendecirá e intercederá ante Dios con mucha fuerza, será este patrocinio de un comedor, que llevará su nombre, como tantos otros comedores de Cuba que llevarán el nombre de otros santos y beatos de la A.C. del mundo entero.

El comedor que adopta la Asociación de amigos de Manuel Lozano está en la Parroquia de Vista Hermosa, Diócesis de Camagüey (Cuba).
www.amigosdelolo.com, 22/06/2010

martes, 22 de junio de 2010

Biografía actualizada del Beato Manuel Lozano Garrido




Queridos amigos, hemos actualizado la Biografía en PDF para que la podáis descargar con la reciente alegría que todos hemos compartido de la fiesta de la Beatificación de Lolo incluída.

Descargar Biografía del Beato Manuel Lozano, Lolo actualizada, en PDF



webmaster, 21/06/2010

Mensaje al Apóstol Santiago 2010

Mensaje de la Unión Católica de Informadores y Periodistas de España (UCIP-E) al Apóstol Santiago en la celebración del Jubiléo de los Periodistas.
Señor Santiago:

 La Unión Católica de Informadores y Periodistas de España venimos a darte gracias por tu ayuda e intercesión, a pedirte que nos sigas protegiendo, a manifestarte nuestra voluntad de ser siempre fieles a nuestro compromiso de católicos  y a nuestra vocación de periodistas.
¡Apóstol Santiago!, como sabes, la misión periodística exige competencia profesional y responsabilidad moral. Como nos dijo en su día nuestro querido y recordado Juan Pablo II: “Con los poderosos instrumentos de que disponemos podemos forjar la confianza para elaborar el bien. Podemos influir en ellos el sentido de Dios, educar para la virtud, cultivar la esperanza, revivir la sensibilidad ante los valores trascendentales” [1].
Pero también podemos producir un gran daño a las familias, presentándoles una visión inadecuada o incluso deformada de la vida, de la familia, de la religión y de la moralidad. Los ejemplos los tenemos todos los días, cuando los  responsables de muchos medios quieren imponer la basura informativa, que tanta influencia tiene en sectores sociales que ven en “princesas del pueblo” su guía.
Por eso creemos, como Juan Pablo II, que las autoridades públicas tienen el grave deber de apoyar a la familia en beneficio de la sociedad misma. Es necesario que las autoridades públicas pongan en práctica políticas y procedimientos de reglamentación para asegurar que los medios de comunicación social no actúen contra el bien de la familia.

Los representantes de las familias deben participar en la elaboración de esas políticas. Los que elaboran las políticas en los medios de comunicación y en el sector público deben favorecer  también una distribución equitativa de los recursos de los medios de comunicación, tanto a nivel nacional como internacional, respetando la integridad de las culturas tradicionales [2].

En España vivimos momentos difíciles y complicados donde se nos quiere imponer la cultura de la muerte frente a la de la vida. Se intenta también reducir a la religión al silencio, Hay que exigir su legitimidad en todos los ámbitos de nuestra democracia  y su necesaria participación en el diálogo social.

Sigue ayudándonos, Señor Santiago. Sigue intercediendo por nosotros para que lleguemos a parecernos un poco a nuestro querido LOLO, Manuel Lozano Garrido, nuestro periodista ejemplo, que el pasado sábado fue beatificado en Linares que siempre nos decía que “el periodismo, como ejemplo de servidumbre, nunca podrá ser enarbolado bajo una bandera sin ideología, por inhumano, y de aquí también que la fidelidad católica, por verdadera, tenga que estar necesariamente en la raíz de toda información que se precie de auténtica y sincera”.

¡Óyenos, Santo Patrono! Queremos proclamar ante tu presencia nuestra decisión de hacer realidad nuestro compromiso de periodistas católicos y te pedimos por nuestras familias y también por España, nuestra Patria, de la que tú eres Patrono.

[1] Mensaje de Juan Pablo II (21-1-84).
[2] Mensaje de Juan Pablo II con motivo de la XXXVIII Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales (24-1-04).
UCIP-E, 21/06/2010

domingo, 20 de junio de 2010

Palabras de agradecimiento del Sr. Obispo de Jaén en la Beatificación de Lolo

Transcribimos algunos párrafos de la Alocución de D. Ramón del Hoyo López, obispo de Jaén, en la Beatificación de Manuel Lozano Garrido, Lolo.

La Iglesia entera de Jaén proclama la grandeza del Señor y se alegra porque ha mirado, con predilección en esta Ciudad, a dos de sus siervos: San Pedro Poveda, sacerdote, y al Beato Manuel Lozano Garrido, laico.
...
El nuevo Beato fue un cristiano seglar que se tomó en serio crecer unido a Jesucristo. Se puso a su entera disposición y sus frutos permanencen. Caminó inmerso en las realidades temporales, como apóstol comprometido, sobre todo como escritor, desde su formación en los círculos de la Acción Católica. Nunca permaneció ocioso, al contrario, fue fermento y luz nítida para muchos. Era cristiano que transparentaba el Evangelio de Jesucristo con palabras, escritos y obras inconfundibles, sobre todo abrazado al sufrimiento con perenne alegría. Es el cristiano ejemplar que necesitaba esta Iglesia para seguir sus pasos.
[Descargar Alocución completa]

fuente: beatificacióndelolo.es

Lolo, inasequible al desaliento

Fr. Francisco J. Rodríguez Fassio entrevista al Obispo de la diócesis de Jaén, D. Ramón del Hoyo López, para que nos hable del mensaje y de la trascendencia del ejemplo de este seglar que vivió su fe en la enfermedad, el trabajo y la ilusíon por transmitir la fe. (Fuente: Diálogos en la Vida, canal sur 2).
'Pienso que es una figura que se va a universalizar cada vez más. Cuando se conozca este laico pues creo que va a hacer un bien inmenso a muchas personas, ¡ya lo está haciendo!. Algunas personas ya me han dicho con qué sentido él daba respuesta al dolor, con qué sentido de alegría, eso impresiona mucho a los enfermos.(...)
Creo que puede ayudarnos a todos'
 (D. Ramón del Hoyo).

Lolo, inasequible al desaliento. from Beatificación de Lolo on Vimeo.

viernes, 18 de junio de 2010

Carta Apostólica de S. S. Benedicto XVI

Carta Apostólica en la que Su Santidad Benedicto XVI inscribe en el Libro de los Beatos al Venerable Siervo de Dios Manuel Lozano Garrido, Lolo.

“Nos
acogiendo el deseo de nuestro hermano
Ramón del Hoyo López, Obispo de Jaén,
así como de otros muchos en el episcopado,
y de numerosos fieles,
una vez consultada
la Congregación para las Causas de los Santos,
con nuestra Autoridad Apostólica,
otorgamos la facultad de que el Venerable Siervo de Dios
MANUEL LOZANO GARRIDO,
fiel cristiano laico,
que ejerció infatigablemente el apostolado,
y asumió con ánimo sereno y alegre
su parálisis y ceguera;
que, como escritor y periodista,
propagó las verdades evangélicas,
y sostuvo la fe de los demás
con la oración,
el amor a la Eucaristía
y la filial devoción hacia la Virgen María,
sea llamado de ahora en adelante
con el nombre de Beato
y que su fiesta puede celebrarse anualmente
el día tres de noviembre, día de su nacimiento para el cielo,
en los lugares y modos establecidos por el Derecho.
En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo.
Amén.
Dado en Roma, junto a San Pedro,
el día once de Junio,
en la Solemnidad del Sagrado Corazón de Jesús,
del año del Señor 2010,
sexto de Nuestro Pontificado.
Benedicto XVI, Papa”
Papa Benedicto XVI, 16/06/2010 
tomado de: beatificaciondelolo.es

miércoles, 16 de junio de 2010

Misa de Acción de Gracias por la Beatificación de Manuel Lozano Garrido, «Lolo»

VICARÍA DE COMUNICACIÓN
OBISPADO DE JAÉN
Plaza de Santa María, 2 - 23002 Jaén

Tlfno. 953 23 00 36 - E-mail: vicariodecomunicacion@diocesisdejaen.es


Nota de Prensa


Misa de Acción de Gracias por la Beatificación de Manuel Lozano Garrido, «Lolo»
La Comisión Diocesana del Obispado de Jaén que ha preparado durante varios meses la Beatificación de Manuel Lozano Garrido, «Lolo», quiere dar las gracias a todos los que han participado en este evento histórico para la Iglesia Diocesana de Jaén. El Sr. Obispo de Jaén ha destacado que con esta ceremonia de Beatificación «se ha derramado con abundancia la bendición de Dios para nuestra Iglesia Diocesana desde la reflexión y conocimiento de la vida y virtudes de este hombre de Dios, que es un faro luminoso para todos».

Asimismo, esta Comisión Diocesana invita a todos los fieles a la Misa de Acción de Gracias por la Beatificación de Manuel Lozano Garrido, «Lolo», que se celebrará este próximo sábado, 19 de junio, a las 8 de la tarde, en la Santa Iglesia Catedral de Jaén. La Eucaristía estará presidida por el Sr. Obispo de Jaén, D. Ramón del Hoyo López. Se celebrará por primera vez la Eucaristía con el formulario litúrgico en honor del Beato Manuel Lozano Garrido. En esta Eucaristía, tras la homilía del Sr. Obispo, se colocarán unas reliquias del brazo y de la mano con la que escribía el nuevo beato bajo el altar mayor del presbiterio de la Catedral. También habrá posibilidad de adquirir las obras del nuevo beato, artículos de recuerdo y el DVD de la ceremonia de la beatificación.